Skip to main content
Los mejores mangos deshidratados de México

Productos

Mango deshidratado

Mango con chile deshidratado

Seguramente has comido mango en el pasado, pero nunca uno así de bueno. Tal vez el mango que probaste tenía más aroma que sabor o tal vez era pastoso y desabrido.

Ahora puedes experimentar una nueva gama de sensaciones y sabores con nuestras exquisitas rebanadas deshidratadas de mango, empaquetadas a mano y selladas al vacío.

Nuestras huertas orgánicas se encuentran al pie de las colinas sobre la prístina costa del Pacífico, donde las olas chapotean en las playas de arena blanca. El aire cálido y salado se mezcla con la suave humedad del bosque, creando el ambiente perfecto para cultivar nuestros exquisitos mangos.

Esperamos hasta que el mango alcance su madurez perfecta, en ese momento los seleccionamos manualmente con todo el cuidado para evitar cualquier daño.

Los mangos recién cosechados son cortados y entregados a nuestro equipo de expertos. Empleamos a más de 400 mujeres locales que trabajan con singular cuidado para secar perfectamente cada rebanada de mango bajo el Sol. Incluso nuestro proceso de secado es un viejo secreto de la familia, produciendo mangos que son suaves, húmedos y llenos de exquisito sabor.

Hay una gran diferencia entre las distintas variedades de mango, y justo como el vino, el producto final no es sólo resultado de la variedad, sino también del clima, el suelo y de nuestros expertos cultivadores.

Debido al gran cuidado y a nuestra enorme variedad de tipos de mangos, llamamos nuestro producto “Exquisite”, porque representa la experiencia de comer nuestro preciado fruto.

Nuestra Historia


En los principios de los 70 el Dr. Ernesto Rivera Guzmán tuvo la idea de exportar fruta fresca de su pueblo natal, Escuinapa, recolectando la fruta de los jardines de las casas de este pueblo.

Por este medio, él hizo un compromiso con la comunidad de seguir creciendo su negocio para llevar un beneficio económico a la localidad de Escuinapa.

Con la llegada del siglo XXI, Ernesto Rivera Jr. puso en marcha otra gran idea para Escuinapa, obteniendo certificaciones orgánicas para las huertas. Los mangos siempre han crecido sin pesticidas, pero ahora han sido certificados, lo que les ha dado un gran valor en el mercado.

En la actualidad, Ernesto Rivera Jr. tiene alrededor de 400 empleados. Cuando compras productos del Dr. Rivera, estás apoyando directamente a más de 400 empleados, técnicos y a la economía de su localidad.

Este equipo no sólo se encarga del proceso de rebanado y deshidratación de los mangos, también preparan un gran gama de productos, esto incluye coronas de mando y platos decorados con rebanadas de mango para hacer increíbles piezas de arte comestibles que se han exhibido alrededor del mundo.

Nuestro equipo


La mayoría de nuestros 400 empleados han estado con nosotros por décadas. No sólo somos un lugar para trabajar, también somos una gran familia. Somos un excelente lugar para trabajar. Nos tomamos muy en serio la certificación orgánica, por ello contamos con un lugar muy saludable de trabajo, libre de pesticidas y herbicidas.

Tenemos increíbles historias de nuestra gran familia, por ejemplo: Sergio Sarabia, él comenzó a trabajar en nuestra huerto cuando tenía 16 años, es aquí donde aprendió a cosechar mangos y otros frutos tropicales. Con la estabilidad de nuestra huerta y nuestro gran producto él ha sido capaz de criar a sus tres hijos y mantener a su familia haciendo el trabajo que le encanta.

Sergio ama el contacto con la naturaleza, sentir el viento y la tierra. Se siente muy afortunado de ser el encargado de cuidar el crecimiento del fruto como si fueran sus propios hijos, desde el nacimiento hasta el cultivo. Ahora tiene 57 años y disfruta cada día de trabajo en la huerta.

O consideren a Aurora y Delia Mendiola, nuestras gemelas “artísticas”. Ambas comenzaron a trabajar con nosotros en 1970. Ellas son las responsables de crear nuestras “Flores de mango” – las espléndidas esculturas hechas de rebanadas de mango. Estas dos extraordinarias mujeres han criado a sus familias aquí. Aurora tiene dos hijos y Delia tiene ¡diez! Como parte de nuestro huerto, ellas han sido capaces de enviar a varios de sus hijos a la universidad, mientras continúan innovando y creando nuevos productos hechos de mango.

Contacto